ACTUALIDAD

El paro del Campo se extenderá hasta el miércoles y podría faltar carne

El Campo decidió extender el cese de comercialización de carne hasta el miércoles que viene, en rechazo a la decisión de suspender las exportaciones de carne

La Mesa de Enlace de entidades agropecuarias decidió este viernes extender el cese de comercialización de carnes hasta el miércoles que viene, en rechazo a la decisión oficial de suspender las exportaciones de este producto. Ante este escenario, desde el sector de los matarifes alertaron que podría faltar carne a partir del lunes.

La medida de fuerza se iba a extender por 9 días, hasta este viernes inclusive, pero los dirigentes del campo decidieron extenderla hasta el miércoles 2 de junio a las 24.

 

La Mesa de Enlace se reunió de manera virtual y, si bien decidió continuar con la protesta, no sumó el cese de comercialización de granos, como pretendían algunas entidades del sector.

 

La protesta, que se inició el jueves de la semana pasada, registra un alto acatamiento, ya que no hay ingreso de animales en el Mercado de Liniers y los remates de hacienda fueron suspendidos.

 

En el transcurso de la medida de fuerza, el Gobierno mantuvo reuniones con el sector exportador para destrabar el conflicto, pero no hubo contacto con la Mesa de Enlace.

 

Este viernes, Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) -una de las entidades que componen la Mesa- publicó en sus redes sociales muchos tractores, anticipando una protesta más profunda.

 

Mientras, en los últimos días, desde la Cámara Argentina de Matarifes y Abastecedores (Camya) advirtieron que podría faltar carne desde este lunes, como consecuencia del cese de comercialización.

 

El juves, el presidente Alberto Fernández afirmó que las exportaciones de carnes retornarán cuando el Gobierno tenga “resuelto el tema” porque “no puede faltar comida en la mesa de los argentinos”.

 

“Esperé a los exportadores todo lo que tenía que esperar. Si se exporta el 30% de lo que se produce tenemos un problema enorme con los precios internos, y entonces si no se exporta habrá más ofertas y los precios tenderán a bajar, de acuerdo a la lógica del mercado”, explicó el jefe de Estado, en una entrevista.

 

También el jueves, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, aseguró: “Se solicitó al sector exportador de la carne que busque un precio adecuado. La negociación por el precio de la carne es sencilla. Ya hace tiempo veníamos generando diálogo con el sector exportador para buscar un precio adecuado que se estacione en las posibilidades de los ingresos que tienen las familias argentinas”.

Duro comunicado

En tanto, la mesa de enlace emitió un duro comunicado tras confirmar la medida:

 

“Una vez más insistimos en que el camino elegido por el Gobierno no va a lograr que los precios internos de la carne bajen sino que va a tener el efecto contrario al buscado.

 

Ya hemos demostrado con cifras concretas que cuando en el pasado se tomó un sendero similar, los precios de la carne en el mercado interno, lejos de bajar, se incrementaron más de un 50% sobre el promedio del resto de los precios de la economía.

 

Lo hemos dicho innumerables veces, de todas las maneras posibles: el productor no es el formador de los precios ni el causante de la inflación, sino el eslabón más débil de una cadena compleja, dinámica y muchas veces con intereses en pugna que debieran ser concertados.

 

Por eso, repudiamos también que algunos integrantes de ésta cadena de carne vacuna, ofrezcan aumentar los derechos de exportación como parte de la solución sabiendo que eso afectara directamente el precio recibido por nosotros. No es aumentando impuestos como se solucionarán los problemas.

 

Al incremento generalizado de precios que vivimos hoy, hay que atacarlo por sus verdaderos orígenes que tienen que ver con una economía descontrolada, con un gasto público desmedido y con una emisión de pesos que exacerba esa dinámica de los precios antes que calmarla, pero por sobre todo por las malas señales emitidas que afectan la confianza y la credibilidad del país, y postergando las inversiones que nos hacen falta.

 

Debe entenderse que las exportaciones cerradas hoy son de un producto que no es del gusto de los argentinos, y que intentar bajar los precios saturando las carnicerías de vacas viejas, lo que producirá será un daño enorme a los productores criadores que en general son los más sufridos por estar lejos y en campos de menor calidad.

 

En este contexto de incomprensión, la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias convoca a continuar con el cese de comercialización de todas las categorías de hacienda vacuna en pie hasta las 24 del miércoles 2 de junio, momento en el que abrirá una ventana en función de los ciclos naturales, las necesidades por los compromisos asumidos por los productores, los necesarios movimientos que implican la actividad de cría y por sobre todo porque no queremos producir perjuicio alguno sobre el ya castigado ciudadano argentino por la falta de ingresos erosionada por la inflación, por la creciente preocupación por el trabajo y en medio de la pandemia con injustificados atrasos en la vacuna como solución necesaria.

 

Continuaremos en sesión permanente para seguir evaluando el estado de situación y continuar expresando el reclamo y el enojo de productores no solo de carne vacuna, sino de otros numerosos productos de las economías regionales y de producciones extensivas e intensivas, a los cuales también afectan profundamente las señales emitidas con tan errónea medida”.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

+ BUSCADAS