san martín

Terminaron el jardín nucleado 5 años después

Con cinco años de atrasos e innumerables reclamos de los papás, ayer quedó inaugurado en San Martín, el jardín nucleado 0-109 Maestro Lancellotti, que beneficia a más de 150 chicos de entre 4 y 5 años, niños que viven en el bario Mebna y sus alrededores, en el ingreso a la ciudad.

El edificio escolar era un viejo reclamo de los vecinos y una obra que comenzó a construirse en 2012 y que debió estar terminada para el ciclo lectivo 2013, aunque lo cierto es que el trabajo se fue retrasando e incluso llegó a estar abandonado por falta de presupuesto.

“Estamos muy contentos y es para nosotros un inicio de clases ideal”, contó durante el acto, Laura, que es mamá de Lautaro, un nene que ayer comenzó la salita de cuatro: “Este es un viejo reclamo que iniciaron papás de niños que hoy ya van a la primaria, pero es gracias a ellos y a todos los que vinimos detrás que hoy finalmente tenemos el jardincito”.

El nuevo establecimiento tiene 410 metros cuadrados y demandó una inversión de $4,7 millones, monto que se financió con fondos nacionales del Ministerio del Interior, por intermedio del Programa Nacional de Escuelas.

El edificio está en la esquina de Lima y Los Paraísos, en el barrio Mebna, un terreno donde también está prometida la construcción de la escuela primaria 1-738 Ana María Castillo, una obra retrasada desde hace más de seis años y de la que aún no se ha colocado ni siquiera el primer ladrillo; es por eso que ayer hubo reclamos de papás en la puerta del nuevo jardín nucleado.

Al acto en el jardín 0-109 Maestro Lancellotti asistió la comunidad escolar del establecimiento, pero también el intendente Jorge Giménez, el Director General de Escuelas, Jaime Correas y el gobernador Alfredo Cornejo, entre otros funcionarios y legisladores, ya que la inauguración del edificio sirvió de excusa al gobierno provincial, para dar inicio allí al ciclo lectivo, que arrancó con un paro de 48 horas convocado por el SUTE.

“La Argentina invierte casi el 6% de su PBI en educación, eso es más de lo que destina cualquier país limítrofe, aunque muchos de ellos tienen mejores resultados”, dijo Cornejo: “Eso es porque acá, el dinero que va a educación ha estado mal administrado y es lo que tenemos que resolver”, agregó Cornejo.

El nuevo jardín del barrio Mebna tiene hall de ingreso, sala de dirección, cocina y despensa, también cuenta con tres salitas con sus sanitarios, un comedor, patios para cada una de las salitas, sanitarios para discapacitados y una sala de docentes.

“Hoy estamos contentos por nuestros niños y por los chicos que vendrán. Daba mucha pena pasar por el frente de este edificio y verlo sin terminar, siempre a mitad de camino”, dijo Carlos, vecino del lugar y papá de una nena que ayer arrancó en la salita de cuatro.

Desde el gobierno explicaron que en 2016, luego de tres años sin avances y con una obra estancada en el 60%, “se llamó a licitación y ganó la empresa Dafré Construcciones Civiles SA, que finalmente terminó los trabajos”.

Cecilia Cairo es directora del jardín y se mostró entusiasmada con el edificio: “Construir una escuela es brindar justicia educativa, porque se trata de brindar a los niños el derecho a recibir una educación en condiciones dignas”, resumió la docente, minutos después de terminado el acto, cuando los niños iban en fila a estrenar salitas.

Reclamo de padres por la construcción de una primaria

Mientras se inauguraba el jardín nucleado 0-109 Maestro Lancellotti, afuera, un grupo de papás reclamaban por el edificio de una escuela primaria que nunca se construyó y está proyectada desde hace 6 años. Se trata de la escuela primaria 1-738 Ana María Castillo que hasta el año pasado funcionó en dos casas alquiladas en el mismo barrio Mebna, pero que debieron abandonar porque el gobierno dejó de pagar el alquiler.

“La escuela nació en 2009 en dos casas y así estuvimos hasta el año pasado. Hoy, nuestros chicos van a la escuela Martín Fierro, a las salas que ocupaban los niños que hoy vienen a este jardincito. Están allí de prestado”, contó Alejandra, mamá de un alumno de esa escuela.

Según los papás, desde 2009 les prometen el edificio escolar: “Hubo licitaciones que se cayeron y promesas que no se cumplieron. El terreno está acá, junto al jardincito que se acaba de inaugurar”, contó Rosana, otra de las mamás preocupadas.

Funcionarios de la DGE salieron a atender al grupo de padres y aseguraron que la obra ha sido licitada: “Hay un presupuesto de 23 millones y esta vez no habrá problemas. Hay que terminar unos trámites pero los trabajos deberían comenzar en un mes, y el edificio  estará listo para el ciclo lectivo del año que viene”, aseguraron.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

+ BUSCADAS