lunes 5 diciembre, 2022 1:50 am

El tiempo - Tutiempo.net

POLÍTICA

La política y la crisis marcan el paso de la vitivinicultura

Negociaciones y reuniones fueron las protagonistas de la semana vitivinícola. Con la Capital como epicentro, en medio de la ola de rumores políticos y la crisis económica marcando el ritmo la industria vitivinícola no quedó fuera de esta danza.

Así como la semana pasada Bodegas de Argentina se entrevistó con el titular del Banco Central, esta semana la Directiva de la COVIAR en pleno mantuvo reuniones con el ahora exministro de Producción, Daniel Scioli, y con el presidente de la Cámara de Diputados a partir de la próxima semana super ministro del área económica, Sergio Massa.

 

En la reunión con Scioli, con quien el sector tiene una vieja y muy buena relación, la COVIAR planteó las dificultades que aparecen en el horizonte ante los condicionamientos a las importaciones y las dificultades competitivas que está teniendo la industria en la exportación.

En ese sentido, los dirigentes dejaron claro la necesidad de continuar avanzando con los incentivos a las exportaciones (como se hizo con los reintegros que crecieron al 7%) con el objetivo de recuperar mercados y superar los 1.000 millones de dólares de ventas al exterior en un mercado global de exportaciones de vino que supera los 35 mil millones de euros, lo que da un amplio margen para crecer en los mercados internacionales.

Scioli, en tanto, le reiteró a los directivos que las restricciones impuestas por el Central eran temporales por no más de 90 días y reafirmó el compromiso con las economías regionales y sus industrias.

 

El encuentro en la presidencia de Diputados que giró más en torno a temas legislativos en la tarde de ayer tomó otra relevancia ya que el ahora hombre fuerte de la Economía argentina tomó conocimiento de los problemas de la vitivinicultura local. Al igual que en Producción, se conversó de la denuncia por dumping en la exportación de mostos de los productores estadounidenses y se volvió sobre el tema histórico de la necesidad de avanzar con una ley que genere incentivos para promover la edulcoración de bebidas con jugos naturales. Una propuesta que, a partir de la generación de beneficios impositivos, puede beneficiar a productos como el juego de uva, pera, manzana, naranja y el de caña, generando una mayor demanda en el mercado interno.

El mosto que elabora hoy la vitivinicultura argentina se exporta en un 95% de su producción y tiene como mercado principal (con un 45% del total de los envíos) a Estados Unidos.

 

Después de que la COVIAR mantuvo las dos reuniones se conoció la decisión del Central de incentivar la liquidación de los productores y exportadores de soja, lo que motivó cierto malestar en casi todas las actividades exportadoras del complejo agropecuario. Podemos confirmar que en el marco del diálogo establecido, la Corporación ya hizo conocer informalmente, por ahora, su reclamo de equipar condiciones para la exportación. El sistema que el Central aplicó a la soja sería más que útil a la vitivinicultura porque le permitiría recuperar los puntos de retenciones y mejorar sensiblemente la competitividad.

Hay que decir que más allá del reclamo, por ahora no hay decisión (ni voluntad) del Ejecutivo de extender la reglamentación a otros productos o actividades, pero también es cierto que queda todo supeditado a lo que pase en las próximas horas con la ya confirmada reestructuración del Gabinete nacional y las seguras reformas a la política económica.

La vitivinicultura, al igual que todas las actividades productivas, queda expectante a las horas calientes que vive la política en la Argentina.

 

 

 

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

+ BUSCADAS