Ya llega el momento de empezar a dar respuestas a la sociedad

Jorge Difonso gobierna San Carlos desde 2007 y cree que éste es “el mejor” de sus tres mandatos. Se reconoce afuera del PD y adentro del massismo y dice que los partidos políticos ya no existen y que lo importante son las gestiones.

Si bien se muestra aliado del gobernador, Alfredo Cornejo, le exige que dé respuestas a la gente que lo votó.

-Está en el tercer mandato. ¿Cómo lo encara?

-Creo que éste será el mejor. Voy a concretar muchas cosas, estoy más maduro y he logrado armar un gran equipo. No tenía pensado ser candidato y se dio una sinergia con distintos espacios bastante plurales, en el que me convencieron de que lo fuera. Y lo hicimos con objetivos altos, sobre todo para obras y para la recuperación histórica de San Carlos.

-En los últimos tiempos no tenía mucho dinero…

-El último semestre de 2015 fue durísimo. Es más, fuimos los municipios los que mantuvimos el final del Gobierno de (Francisco) Pérez, haciéndonos cargo de los servicios que no prestaba.

-¿Ahora cómo está?

-Entramos a Cambia Mendoza para cambiar lo que estaba. En estos meses hemos brindado todo el apoyo, en las emergencias (económica, salud, seguridad) y en las reformas. Todo lo que el Gobierno pide, lo apoyamos. Ya llega el momento de empezar a dar respuestas a la sociedad.

-¿Qué tipo de respuestas?

-Tiene mayoría en las Cámaras, una Justicia allegada y las herramientas que pidió. Fundamentalmente en Seguridad, punto donde ha conseguido más leyes y que es un reclamo importante de la gente.

-¿Si no da respuestas se le quita apoyo?

-No es momento de personalismos sino de delegar responsabilidades en equipos. Nos equivocaríamos si caemos en algún liderazgo mesiánico para salvar a Mendoza. Estamos entrando a una etapa de nuevas acciones. Se terminó la época de diagnósticos.

-Guillermo Pereyra ha mostrado disidencias…

-Pereyra marcó un matiz en el ítem Aula y en lo de los empleados del casino, temas sindicales. Él es legislador del Frente Renovador (FR), proviene del sindicalismo, no es novedoso que plantee defender a los trabajadores. Eso se sabía antes de la elección, cuando se integró al frente.

-¿Usted hubiera hecho lo mismo?

-Quizá no hubiera habido diferencias en ese punto, pero sí en otros. Por ejemplo, para mí la reforma educativa no es sólo el ítem Aula, va en lo estructural. La secundaria, como está, no sirve. O en seguridad. La Policía no debería depender del poder político sino del Judicial.

-¿Ahora es del Frente Renovador o del PD?

-Los partidos políticos se desintegraron en 2001. El ejemplo es el presidente, que no es radical ni peronista. Otro ejemplo es Sergio Massa en el Frente Renovador. Los partidos tradicionales se licuaron en distintas vertientes.

-Pero ha dicho que sigue siendo demócrata…

-Soy demócrata, por defender las autonomías provinciales, el federalismo. Pero orgánicamente no soy del PD. Los partidos dejaron de ser herramientas de participación y está claro que sólo con la democracia no alcanza. Hay que gestionar bien y dar respuestas.

-¿Cómo lo ve a Cornejo?

-Venimos de veredas diferentes y participamos en Cambia Mendoza por la emergencia. Teníamos que respirar hondo y trabajar juntos para cambiar lo que había. Se logró. Ahora espero los resultados.

-Para 2017 ¿se mantendrá la alianza Cambia Mendoza?

-Dependerá de Cornejo. Cambia Mendoza fue una respuesta dirigencial a la crisis. Si bien en 2017 hay elecciones, en este año no, y tiene que haber una respuesta de la conducción a la comunidad que votó el cambio. Será la gente la que genere los espacios políticos. Es responsabilidad del Gobierno que esto siga como está. No veo cuestiones que hagan dividir a la alianza.

-¿Qué opina de limitar la elección de los intendentes?

-Mi tercer mandato se dio por insistencia. San Carlos vota así. La UCR tuvo un intendente 16 años (Natalio Firpo). Hoy hay reelecciones porque la ley lo permite, pero si se reforma habrá que cumplir. Igual, la gente define. En 2015, a varios que iban por la reelección les dijo que no y los cambiaron.

-Algunos siguen…

-Me parece bien que se discuta y evalúe. No es fácil estar al frente y dar respuestas, a veces sin recursos y solucionar problemas. Muchos intendentes hacen un gran trabajo. A otros, la gente los saca.

-¿Y para el gobernador?

-Igual. Si es bueno debe tener la posibilidad de seguir. Eso no implica que haya una coyuntura para reformar la Constitución provincial. Hoy hay otros temas urgentes. Y no veo a la sociedad a los gritos pidiendo la reforma.

-¿Cómo gobierna Macri?

-El principio le ha costado. Está haciendo lo que dijo en campaña: liberar mercados, eliminar el cepo. En algunas áreas está actuando bien, como en el Ministerio del Interior, con las provincias. Pero no dimensionó las consecuencias de algunas decisiones, como las tarifas, algo muy mal manejado. No tuvo en cuenta realidades sociales y regionales.

-¿Y con la oposición?

-Hubo un cambio conceptual. Que Macri y Massa fueran juntos a Davos fue buena señal, como lo es que se pueda discutir y lograr una ley de blanqueo o el Presupuesto. El secreto está en no ser demasiado ácido en la crítica uno, y no tan quisquilloso al responder el otro. Al kirchnerismo no se le podía decir nada. Este gobierno, cuando se equivocó dio marcha atrás.

-¿Cómo lo ve a Massa?

-Massa no es amigo del gobierno cuando le vota las cosas a favor, pero tampoco enemigo cuando vota en contra. Tiene el rol opositor que le asignó la gente. Va creciendo sobre todo en provincia de Buenos Aires y se refleja en el interior.

-En Mendoza no se ve muy armado al massismo

-Yo no hago política partidaria, por la gestión. Hoy el más activo es Guillermo Pereyra. Todas las semanas llama gente que quiere ayudar. No somos una línea del PJ.

-Massa es peronista…

-Es peronista pero lidera una fuerza plural. En el FR hay peronistas, radicales, gente de partidos provinciales como yo, o del GEN, como Margarita Stolbizer. Hasta el socialismo puede terminar en el frente.

-El PJ se debate entre Massa y Urtubey.

-Hoy está el peronismo que se quiere librar de bolsos que llevaba a los conventos y el peronismo especulador que se quiere abrazar a Massa y decir que no es K, cuando estuvo 12 años con el kirchnerismo. Hay otros más moderados, con gestiones, que podrían ser importantes para el FR. Pero Massa no debe cometer el error de 2013, cuando recibió a todos.

-Usted quería ser gobernador. ¿Sigue con ganas?

-He aprendido que, para los que estamos en política, la decisión personal no basta. Tiene que haber una situación general, un equipo con ganas y capacidad. Si en algún momento, en el marco de un equipo, me toca ocupar ese rol, lo hago.

-Si se lo piden…

-Básicamente sí, aunque lo que viene es integrar equipos. Si tengo que ocupar otros roles, lo haré. Y si no, estoy muy orgulloso de haber sido intendente de mi pueblo.

 

Vida y obra

Jorge Difonso es abogado, tiene 48 años y está casado hace 18 años con María Laura (maestra rural). Juntos tienen tres hijos, de 17, 15 y 13 años.

Ha ocupado varios cargos políticos en los últimos 20 años.

Presidente. De la juventud del Partido Demócrata en 1997 (última elección que ganó ese partido en la provincia).

Presidente. Del PD de San Carlos en 1999.

Concejal. Por el PD de 2001 a 2005.

Senador provincial. Entre 2005 y 2007, Fue presidente del bloque del PD.

Intendente. Desde 2007. Transita su tercer mandato.

 

Obras para San Carlos con ayuda nacional

El intendente dice que en esta tercera gestión, intentará concretar todo lo que vino haciendo hasta ahora.

“Cuando entramos, sólo 15% de la población tenía cloacas; hoy estamos en 60% y ya estamos en obra para acercarnos al 100%”, indicó. Dijo además que en 2007 “la mitad de la gente tenía gas natural y hoy ya lo tiene más del 80%. El 60% tenía agua potable y hoy, más del 80%”.

Otro punto que destacó es el de la vivienda. “Ante un déficit habitacional de 3.500 viviendas, transformamos zonas industriales y habilitamos 1.200 lotes”, señaló. En ese sentido explicó que hoy trabaja con la Nación, en los programas Hábitat, para llevar agua potable y cloacas a esos futuros barrios.

Es aquí donde ponderó el rol del gobierno de Mauricio Macri: “Vino gente a visitar la zona y a ver de qué manera se podía avanzar. Eso antes no pasaba. Sólo atendían desde una oficina y si no éramos del palo, no nos daban nada”.

 

De la lucha contra la minería a la tarifa del gas

Difonso es uno de los más férreos militantes antimineros de Mendoza y la situación que se vive en estos días en Veladero, San Juan, lo anima a reivindicar su discurso.

“A mí me trataban de retrógrado y de que planteaba cosas que atrasaban a Mendoza. Y con lo que pasa en San Juan, espero que se den cuenta de que lo que pedíamos era absolutamente progresista y de avanzada”, señala enfáticamente.

“Mendoza, con la Ley 7.722, se puso al frente del cuidado del ambiente de todo el oeste argentino”, asegura.

En ese sentido, entiende que la gestión de Cornejo “no es prominera” porque “apunta a ampliar la matriz productiva con energías renovables”, algo que él aplaude.

En un sentido similar a sus viejos reclamos antimineros, hoy centra sus pedidos en que Mendoza sea tratada como provincia patagónica (no sólo Malargüe) al momento de fijar la tarifa del gas. “Más del 50% de nuestro territorio es más frío que Neuquén. Debería tener una tarifa diferencial”, argumenta.

 

Fuente: Diario Los Andes