Tras reposición nocturna de mercadería, ya hay supermercados abiertos desde las 7

La fiebre entre los mendocinos por stockearse de mercadería ante la paranoia de una cuarentena impulsa a súper e hípermercados a no bajarse de la ola de ventas, que durante el fin de semana equipararon a las de las Fiestas de Fin de Año.

Tras las largas colas que se registran desde el viernes, algunas sucursales ya abrieron sus puertas desde las 7 de la mañana, hasta dos horas antes de lo habitual y con ofertas impensadas. Un cuadro visible a la espera de que se confirme la decisión oficial de restringir el horario de atención.

Por caso, un Carrefour de Ciudad es uno de los que tiene todo dispuesto temprano para recibir al público. En tanto, en un híper mayorista y minorista de Guaymallén el personal se turna entre los que hacen horario extendido durante la noche para reponer mercadería en las góndolas y quienes ingresan a partir de las 5 para reforzar esa tarea para una nueva jornada de ventas.

«Vamos a tomar todos los recaudos que tengamos que tomar», adelantó Blanca Millán, de la cadena local Átomo, sin confirmar si habrá durante la semana que se inicia mantendrá un cambio estable de horario o aperturas tempranas.

Cada empresa parece tener su propia estrategia. Durante sábado y domingo, frente a una caravana incesante de vehículos que intentaban entrar a la playa de estacionamiento, Walmart dispuso regular el ingreso de clientes a su salón de ventas: tandas de 20 autos y la premisa de mantener el local a un 40% de su capacidad para evitar la desaconsejada aglomeración. Adentro, carteles con la indeseada leyenda «sólo 1 unidad por cliente».

Mientras que en el hipermercado Oscar David desde muy temprano se vieron colas para entrar al mismo que se extendieron por varias cuadras.