Sergio Galleguillo le dio un final memorable al encuentro Tomás Godoy cruz

Una de las voces más reconocidas y respetadas de la canción nacional le puso el broche de oro, el domingo 26, al multitudinario festival folklórico dedicado a rescatar la música y el baile de nuestra tierra. Los locales Juan José y el Dúo Reynoso – Torino musicalizaron la previa del destacado intérprete riojano.

Entre el jueves 23 y la convocante jornada de ayer, el Parque San Vicente de Godoy Cruz recibió a miles de locales y visitantes, que disfrutaron las propuestas del Encuentro de Artesanos, el Canto por la memoria y el Encuentro Folklórico Tomás Godoy Cruz. Estos eventos, poblaron la agenda del departamento con una amplia oferta de productos regionales, actividades recreativas para toda la familia, numerosos músicos de nuestra provincia y la destacada presencia de Yamila Cafrune, Tabaré Cardozo y Algarroba.com.


Con una convocatoria record, el pasado domingo se vivió la última velada del histórico festival que reúne las manifestaciones folklóricas de todo el territorio provincial y nacional. El Ballet oficial del departamento volvió a ser el anfitrión de una noche para el recuerdo, con coreografías donde el clima autóctono se trasladó a la región cuyana.

El músico y compositor Juan José Díaz demostró por qué es un artista que vale la pena redescubrir en cada escucha. Con más de 20 años de destacadas actuaciones, su voz se posó en un repertorio cargado de homenajes, en el que “Romance de mi niñez”; la riqueza paisajística del “Caluyo del desierto”, de Sandra Amaya, o la clásica chacarera “La NN” fueron animando al público a sacudirse y sacar los pañuelos.

La propuesta del dueto de los prestigiosos cantores Raúl Reynoso y Stella Torino fue atravesando la sonoridad típica de América del Sur, sin dejar de lado la esencia cuyana que nutre su estilo. Las canciones de sus discos “Identidad” y “Música de montañas”, en proceso de producción, convivieron armoniosamente con el arte de compositores referentes, logrando transmitir un estilo propio que se iba fortaleciendo con la guitarra de Federico Chavero y la percusión “afrocuyana” de Darío Rondan.

Una fiesta que no dio respiro

Minutos después de las 22:30, miles de personas se iban agolpando para ver de cerca a uno de los más reconocidos representantes del folklore y un emblema de la chaya riojana. El cariño del público se activó apenas Sergio Galleguillo llegó a las tablas, acompañado por una banda de 10 músicos y un sonido que conmueve e invita a bailar con desenfreno, por partes iguales.

Con un palpable romanticismo rozando el aire, “El gallo” repasó sus grandes éxitos y obras cumbres del cancionero nacional, surgidos de una abundante producción discográfica que fue coreada letra por letra. Grandes dosis de carisma, sensibilidad y talento interpretativo fueron marcando un espectáculo donde no podían faltar “Niñachay”; “Sueño contigo”; “La taleñita”, “El camión de Germán” y numerosos clásicos que se ganaron, de inmediato, el corazón de cada oyente.