Escocia hará otra consulta para irse de Gran Bretaña

La líder de Escocia estremeció ayer el proceso de la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea al anunciar que solicitará autoridad para convocar a un referéndum sobre la independencia escocesa, con el argumento de que Escocia está siendo obligada a abandonar la UE en contra de su voluntad.

La primera ministra Nicola Sturgeon dijo que someterá en breve el asunto a los votantes porque a Escocia se le está obligando a aceptar “un Brexit abrupto” que no desea.

Los británicos decidieron abandonar la UE en un referéndum el 23 de junio, pero en Escocia la decisión fue de quedarse, por 62% contra 38%.

“No se le debe obligar a Escocia a ir por un camino que no desea, sin poder tomar una decisión”, dijo Sturgeon.

La mandataria habló en Edimburgo mientras el Parlamento británico se disponía a aprobar una ley que le daría al gobierno la autoridad formal de iniciar el proceso de divorcio en los días siguientes.

Sturgeon dijo que le pedirá la semana entrante al Parlamento escocés que apruebe el referéndum, el cual se realizaría entre fines de 2018 y la primera mitad de 2019.

Señaló que para entonces, estarán más claros los detalles del acuerdo británico para su salida de la UE y por lo tanto los escoceses podrán “tomar una decisión bien informada”.

En un referéndum en 2014, los escoceses rechazaron la independencia por 55% contra 45%.