En séptimo grado saben de vinos como los expertos

Durante julio y agosto los alumnos de 7° grado del Colegio Los Olivos aprendieron sobre la cultura del vino.

A través de un programa integrado de ciencias, los chicos se interiorizaron desde distintos enfoques acerca de un mismo tema: Mendoza y la bebida nacional.

El viernes por la noche pusieron en práctica todos sus conocimientos en una feria de bodegas que se denominó “Entre Copas”. Allí ofrecieron una degustación para sus papás y la comunidad del colegio, quienes los pusieron a prueba con preguntas a las que respondieron con soltura, como verdaderos sommeliers.

Tímidamente, al principio, y más animados después, los estudiantes fueron explicando e informando todo lo que tenía que ver con el maridaje, los diferentes tipos de uvas con los que se elabora el vino y hasta explicaron por qué es tan bueno para la salud.

Tras escuchar sus respuestas, fue notorio para los asistentes comprobar lo que aprendieron de historia, geografía, biología, lengua, economía, salud, formación humana y el arte, los distintos ejes del programa propuesto por el colegio.

Durante esta capacitación, además, recibieron charlas, presentaciones y disertaciones de especialistas en las distintas áreas. Finalmente, la Escuela de Sommeliers de Mendoza les brindó clases prácticas en su sede.

Gran experiencia

“Lo que más me gustó es poder haber ido a las bodegas a conocer sobre guarda. También conocí cuál es la cepa que se cosecha primero y cuánto se queda el vino en una barrica antes de ser embotellado”, contó Iñaki Corti (12).

En tanto, para Biagio Panella (13) lo más interesante fue visitar la Escuela de Sommeliers: “Nos enseñaron cómo debe presentarse un vino, cómo se debe destapar, qué elementos hay que utilizar para que una degustación se haga bien”.

Vale decir que, como son menores de edad, los alumnos de Los Olivos aprendieron todas las características gustativas de los vinos sólo en teoría, para que cuando sean mayores puedan contrastar con nuevos conocimientos con esta experiencia.

Vale destacar que hubo varias (y renombradas) bodegas invitadas para esta divertida propuesta que colaboraron con sus vinos, así como aceiteras y dos artistas plásticas: Adela Alí y María Luisa Sarmiento, quienes aportaron sus obras.

Agustín Calandria (13), en un stand donde convidaba vinos al público junto a Emir Abdala (12). Dante Di Lorenzo (13) comentó que estos dos meses les sirvieron para conocer más sobre un mundo que hasta ahora les resultaba desconocido: “Nos gustó saber qué pasos tiene la elaboración del vino, cómo presentarlo y qué es bueno para la salud; cuánto es lo recomendable para una persona por día”.

Los asistentes, entre los que se encontraba el director de la escuela, Marcelo Possidente, fueron orientados e invitados a percibir olores distintos en sus copas, a imaginar deliciosos maridajes y, aprovechando la ocasión, además recibieron recomendaciones saludables.

“El vino tiene antioxidantes, previene algunos tipos de cáncer, baja la presión cuando está alta y nivela el colesterol”, informó Francisco González (12), quien además dio detalles históricos muy precisos referidos al nombre de la bodega que se le asignó.

El mundo del vino

Horacio Altieri, directivo del colegio y profesor de Ciencias Sociales, comentó que el proyecto de conocer el mundo del vino abarcó diferentes temáticas relacionadas con el trabajo de la tierra, el cuidado del agua, el proceso de producción en una bodega, Mendoza como marca vitivinícola en el mundo y la comercialización, entre otros aspectos del mundo del vino.

En total fueron dos meses de mucha intensidad, pero muy útiles para formar a los alumnos de Los Olivos en la actividad productiva primaria de la región.

“Vinieron de Wines of Argentina, referentes de etiquetado, y fuimos tres días a la Escuela de Sommeliers donde se trataron temas de cuidado, temperatura, etapas de presentación y ceremonial. Fue muy completo”, explicó el docente.

Por último y en relación al vino y la salud, Altieri aseguró que la capacitación sirvió como disparador para acercarse a problemáticas sensibles como el alcoholismo y las enfermedades que derivan del consumo excesivo de este tipo de bebidas.