Delpo pasó con un triunfo sólido

Tres años, varias lesiones, un par de operaciones y muchos regresos frustrados pasaron desde la última participación de Juan Martín Del Potro en el US Open. Con la medalla de plata de los Juegos Olímpicos aún en el retrovisor pasado y un camino que asoma en alza, el tandilense sorteó con éxito la primera ronda.

“La torre de Tandil” recibió una invitación para acceder al torneo porque su ranking (142°) no le permitía entrar directamente al cuadro  principal, pero ayer Delpo puso primera ante el argentino Diego Schwartzman y se fue a descansar con un triunfo sólido por 6-4, 6-4 y 7-6, en un partido que se extendió por dos horas y cuarenta minutos.

“Este lugar me hace sentir que soy un campeón”, había dicho días antes de su debut en el torneo que supo ganar en 2009. Después de la victoria todo fue alegría en el centro del Louis Armstrong, la segunda cancha en importancia en Flushing Meadows.

“Me estoy haciendo mayor, hace ya mucho que gané aquí. Pero muchísimas gracias al US Open por la invitación, lo aprecio. Para mí es muy difícil ganar después de dos años sin competir, pero poder mostrar mi tenis al público es genial”, afirmó.

 

Un partido estudiado

El comienzo fue a paso firme, dentro de un trámite parejo en el que el tandilense supo golpear en los momentos clave de cada set, marcando la diferencia de jerarquía con el “Peque” Schwartzman. No fue de las mejores actuaciones de Delpo, pero con regularidad supo aprovechar los instantes calientes de cada parcial.

En el primer capítulo le alcanzó con un buen arranque en el que quebró dos veces y sacó una diferencia de 4-1. En el segundo parcial en un inicio dubitativo en que ninguno de los dos lograba consolidar su servicio, Delpo estuvo firme en los games de cierre y también inclinó la balanza a su favor. Delpo quebró en el séptimo juego y ganó el octavo como si fuera uno de sus temibles “aces”.

Y en el set decisivo, palo y palo entre el tandilense y el porteño, sin un dominio claro, pero Del Potro lo cerró con jerarquía en el tie break.

“No fue fácil haber ganado el partido, después de tanto tiempo sin competir en este certamen, por lo cual estoy muy contento por haber ganado en el debut”, indicó Del Potro al final del encuentro.

“Lo mejor es que gané un partido complicado. Al final empecé a encontrar mi ritmo de saque, pero es difícil mantener el nivel de juego todo el tiempo, ante un luchador como el Peque”, finalizó Delpo.

Ahora, en campeón del Us Open 2009 chocará con el local Steve Johnson (22) que le ganó un partidazo a Evgeny Donskoy (79). Luego de salvar cinco match points se impuso 4-6 1-6 7-6 6-2 y 6-3.

 

Zeballos a la segunda

El marplatense Horacio Zeballos (71), quien atraviesa una muy buena temporada, superó al veterano y difícil alemán Florian Mayer (58) por 6-3, 6-4 y 7-6 (9-7), tras dos horas y 7 minutos de un duro enfrentamiento.

En la siguiente ronda, Zeballos enfrentará al ganador del match entre el australiano Nick Kyrgios (16) o el esloveno nacionalizado inglés Aljaz Bedene (77), quienes jugaban anoche.

El lunes, en la primera rueda de partidos, dos argentinos habían asegurado su clasificación a la segunda ronda. Federico Delbonis (43° ATP) se impuso al estadounidense Brian Baker (312°) por 3-6, 6-7 (8), 6-4, 6-2 y 6-2. Guido Pella, por su parte, eliminó al también local local Bjorn Fratangelo (116°) por 6-3, 6-4 y 6-1.

 

Se fue la chica maravilla 

En la semana previa había sorprendido por su campaña en la Qualy, la rosarina de 19 años ayer finalmente debutó en Flushing Meadows.
Nadia Podoroska, ubicada en el puesto 230 del ránking WTA, finalizó la participación en su primer Grand Slam como profesional con una derrota ajustada por 7-6 (8-6) y 6-3 frente a Annika Beck; una tenista alemana que esta casi doscientos puestos por encima (41a) en el ranking y, desde luego, con más experiencia que la rosarina.

Podoroska tuvo sus chances con varios set-points en el primer parcial (estuvo 6-5 y 40-0, y llegó a estar 6-4 en el tie-break), pero no las pudo capitalizar. La argentina (que ganó los tres partidos en la Qualy) se despidió de Nueva York dejando huella porque por primera vez hubo una jugadora de nuestro país en el US Open desde 2014, cuando jugó Paula Ormaechea.

A su tiempo, en el cuadro masculino, el bonaerense Carlos Berlocq (76) cayó ante el italiano Paolo Lorenzi (40), quien lo venció fácilmente por 6-4, 6-2 y 6-1 tras una hora y 46 minutos de partido.

También se presentaba el tandilense Pico Mónaco (94) frente al español Marcel Granollers (45) y el triunfo quedó en manos del europeo tras imponerse por 7-6, 7-6 y 6-4.

El día anterior quedaron eliminados Facundo Bagnis y Guido Andreozzi. Bagnis (90) perdió con el chipriota Marcos Baghdatis (44) y Andreozzi (133) frente al francés Jo-Wilfried Tsonga (11).

 

Mayer avanzó en Italia

Leo Mayer avanzó a los octavos de final del Challenger de Como, tras haber superado al portugués Pedro Sousa por 6-2 y 7-6, y así estiró su buena racha en Italia, puesto que el domingo pasado se coronó campeón de un torneo de la misma clase en Manerbio.

El correntino, 117° ATP, enfrentará al alemán Maximilian Marterer (251), quien le ganó al sueco Elías Ymer (141) por 6-3 y 7-5. Mayer busca retomar su nivel para ser considerado por el capitán de Copa Davis, Daniel Orsanic.