Costará $ 78 millones imprimir las boletas de las PASO de junio

El precio de la impresión de cada tramo de las boletas que se usarán en las PASO provinciales es el mismo que usaron las comunas que tuvieron sus primarias el domingo pasado: $ 546,25 cada mil boletas de 12 centímetros de ancho por 19 de alto. Ese es el precio que pagará la provincia para imprimir cada rectángulo con cada categoría de cargos en juego para las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias.

En este caso las categorías son cinco: gobernador y vice, senadores y diputados provinciales, intendente y concejales. Entonces, la Provincia deberá pagar casi $ 78 millones para financiar la impresión de las boletas que usarán las 11 fórmulas que competirán el 9 de junio.

Nota aclaratoria: en la cuenta hay que restar las categorías que ya se eligieron en las cuatro comunas que adelantaron sus comicios.

De acuerdo a la ley de financiamiento de partidos políticos, la 7.005, en el artículo 2° ter dice que “el Poder Ejecutivo otorgará a las agrupaciones políticas que oficialicen pre candidaturas y candidaturas para cargos electivos provinciales y/o municipales, los recursos económicos que les permitan imprimir el equivalente a dos boletas por elector registrado en cada distrito”.

Esto significa que el Gobierno provincial tiene que darle a cada lista dos juegos de boletas, entendiéndose que cada juego corresponde a cada empadronado.

El valor del millar de cada tramo de la boleta sábana lo fija la disposición 44/2019 de la Dirección Nacional Electoral. El monto previsto para esta elección fue de $ 546,25. Este precios es un 137% mayor al que se pagó en 2017 ($ 230) por tramo.

Aclaración: en las elecciones de hace dos años, al votarse los cargos provinciales los mismos días que los nacionales, la impresión de las listas sábanas la pagó el Gobierno nacional.

En las generales del 29 de setiembre es esperable que el gasto sea menor: de las 11 boletas en juego, al menos tres quedarán en el camino. Es que en el frente oficialista Cambia Mendoza hay tres fórmulas y sólo una pasará a la final; mientras que en el principal espacio de la oposición, el Frente Elegí, hay dos fórmulas y sólo una quedará en carrera. Así es que se entregarán menos juegos de boletas.

Además, del resto de las fuerzas en pugna hay que ver cuántas logran superar el piso del 3% para llegar a la general. Las que no superen ese límite tampoco necesitarán boletas en la general. En números redondos, para las PASO de junio habrá alrededor de 1.420.000 electores en el padrón provincial. Como se dijo, ya hubo primarias de cargos municipales (intendente y concejales) en San Martín, Lavalle, Tunuyán y San Rafael.

En los otros 14 departamentos se elegirán cinco categorías de cargos, incluyendo jefe comunal y ediles, mientras que en los que hubo elecciones el domingo pasado, sólo se elegirán legisladores provinciales y gobernador.

Esto implica que el Gobierno gastará menos plata en las boletas de esas cuatro comunas y hay que restar los empadronados allí para sacar el cálculo. En esos departamentos, en total hay 313.400 votantes (39.500 en Tunuyán, 93.900 en San Martín, 32.000 en Lavalle y 148.000 en San Martín).

Allí se elegirán el 9 de junio gobernador y vice, diputados y senadores provinciales. Tres tramos y cada mil boletas de cada tramo cuestan $ 546.25. Eso implica que la provincia por esas tres comunas pagará $ 11.298.853,50 por dos juegos de boletas para 11 listas.

En las otras 14 comunas suman 1.106.600 empadronados y se eligen cinco categorías de cargos (gobernador y vice, diputados y senadores provinciales, intendente y concejales). Las mil boletas de cada categoría cuestan $ 546,25 y el total por dos padrones para 11 listas suma $ 66.492.827,50.

Así, la cuenta total de impresión de las boletas para cubrir lo que obliga la ley llega a $77.791.681. Ahora resta saber cómo repartirá el Gobierno ese dinero: en la elección de 2017, se le entregó la suma correpondiente a cada partido y ellos eligieron la imprenta donde confecionaron sus boletas.

Los 4 que desdoblaron

El 19 de marzo, Los Andes informó lo que le costaría a los cuatro municipios que adelantaron sus comicios la impresión de boletas para las PASO que se realizaron el domingo pasado. El valor fue el mismo que fijó la Dirección Nacional Electoral.

Lo que pagaron las comunas llegó a $ 5 millones y medio por dos tramos correspondientes a las dos categorías de cargos que se eligieron (intendente y concejales).

Habrá 11 fórmulas  en el cuarto oscuro

El lunes se sumó oficialmente un nuevo precandidato a gobernador que competirá en las PASO del 9 de junio. Se trata de un novato en política: Eduardo Santana, quien encabeza la fórmula del Partido de los Jubilados, Pensionados, Retirados y Personas con Discapacidad.

Un largo nombre, aunque en las boletas que estarán en el cuarto oscuro la fuerza apelará al mucho más sintético “Partido de los Jubilados”, cuyo presidente es el histórico Edgardo Civit Evans. Será la lista 322.

El plazo de presentación de las listas de candidatos venció el último minuto del sábado 20 de abril. ¿Por qué se oficializó la lista del Partido de los Jubilados esta semana? Es que el espacio obtuvo la “personería condicional” en enero, por algunas fichas de afiliación que la Junta Electoral consideró anuladas y le dieron 60 días para reemplazar las constancias de afiliación que le faltaban para obtener la personería, es decir cuatro mil afiliados.

El lunes se comunicó la resolución de la Junta Electoral y el Partido de los Jubilados está formalmente en carrera para las PASO, siendo la fórmula número 11. Santana es secundado por la docente jubilada Nilda Gálvez.

El Partido de los Jubilados es la octava fuerza que tendrá boletas en el cuarto oscuro y deberá sacar el 3% de los votos para pasar a la general de setiembre.

Hay que recordar que si bien hay ocho frentes, aquellos dónde confluyen el radicalismo y el peronismo presentan más de una lista.