Carlos Tevez: «Ganar esta copa fue un desahogo porque veníamos de dos finales perdidas»

El delantero y emblema de Boca Juniors, Carlos Tévez valoró que «ganar la Supercopa Argentina fue un desahogo» porque venían «de dos finales perdidas», en referencia a las dos finales perdidas ante su clásico rival River Plate en 2018, la Supercopa Argentina y la Copa Libertadores de América.

«Ganar esta copa fue un desahogo porque veníamos de dos finales perdidas y creo que fue justo porque fuimos más que Central», reiteró el ‘Apache’ en declaraciones a la prensa tras superar anoche al conjunto rosarino en la serie de penales (6-5), luego de igualar sin abrir el marcador en Mendoza.

«Convertir el penal era una gran responsabilidad para mí porque siempre se dicen ciertas cosas, y me devolvió la confianza que tanto necesitaba», reconoció el principal «xeneize».

De cómo lo ejecutó dijo que «había decidido romperle el arco a Central. Me enfoqué en como debía patear, no cambiar a último momento, y gracias a Dios se dio así»,a lo que agregó que «cuando llegó la serie de penales dijimos que había que ganarla, que había que ‘sacarle’ la cabeza al arquero, que nadie pensara en colocar la pelota para no fallar».

Y prosiguió con que «lo más importante fue que se ganó la Copa y esto será un apoyo para seguir creciendo como equipo».

Por último, formuló una autocrítica al expresar que mantiene «una pelea interna entre pensar que uno tiene 20 años y la realidad es que el físico no es el de los 20. Uno está en el centro de todo, pero hago todo lo posible para que a Boca le vaya bien».

Tevez reconoció que sabe que «no estaba para los 90 minutos. Se sabe que estoy para andar bien 15 ó 20 minutos. Pero todos hablan de que si juega Tevez porque juega, si no juega Tevez porque no juega. Siempre se está en el centro de todos los comentarios».

Por su parte, el zaguero Carlos Izquierdoz, autor del gol del penal definitorio para el éxito boquense, sostuvo que «había que ir a ejecutarlo con frialdad y saber que había que patearlo con violencia. Así pasó y Boca recuperó la alegría. Se necesitaba un logro como éste».

El técnico Gustavo Alfaro manifestó su sensación del final porque «fue una satisfacción ganar este primer título con Boca. Siento una gran alegría por los jugadores que se merecían este logro y el mérito es todo de ellos».

«Esta conquista la quiero compartir con Guillermo (Barros Schelotto) porque fue quien armó este plantel y había dirigido el equipo que fue campeón en 2018 para llegar a esta final», admitió el entrenador.

«Esta Copa le había sido siempre esquiva a Boca. Ojalá esto sea el comienzo de un buen camino de éxitos» auguró Alfaro, que cerró con que «al equipo le faltó precisión en el primer tiempo, se mejoró en el segundo, pero el juego siempre se hizo duro».

El delantero colombiano Sebastián Villa, con una gran sonrisa, manifestó sentir «una gran alegría» porque es su primer título con Boca Juniors y porque fueron «justos ganadores», e indicó que durante «toda la semana se trabajópara la definición por penales, lo que finalmente resultó positivo».

En tanto, el lateral derecho Julio Buffarini sostuvo que «el título pasado de la Libertadores era importante para todos y este también, porque Boca debe ganar todo lo que juega, Seguro que este será el punto de inicio de mayores conquistas», se ilusionó.