Brutal asalto a conductor en plena calle

Emiliano Rodríguez (29) podrá -en un par de semanas- volver a vestir la camiseta del Real Mandril, el equipo amateur que integra y hacia donde se dirigía el miércoles, no para jugar un partido de fútbol, sino como hincha, debido a  una lesión en la pierna. Pero quiso el destino -vestido de inseguridad- que fuera víctima de un violento asalto.

Es que cuando circulaba por Independencia de Godoy Cruz (en las inmediaciones del Puerto Seco) hacia la canchita en el Acceso Sur, fue sorprendido por un sujeto que intentó cruzar la calle, obligando a que el joven detuviera la marcha de su auto.

Y ese fue el momento que aprovecharon otros dos hombres para sorprender al conductor.  Uno de ellos lo golpeó en el rostro, mientras que otro, le apoyo un filoso cuchillo sobre su vientre.

Puños y un cuchillo

El joven, inmovilizado por el cinturón de seguridad, intentó defenderse de los golpes levantando los brazos, mientras se reiteraba el pedido “dónde está la plata; dónde la tenés”. Pero Emiliano sólo tenía 500  pesos en la billetera y ese fue el dinero que se llevaron.

Fueron segundos que parecieron horas, pero el paso de otro auto por el lugar hizo que el trío escapara y se perdiera en la oscuridad de la noche.

Con la cara ensangrentada, sumado a un  fuerte golpe en la cabeza y un corte a la altura de la cintura, el joven emprendió el regreso a su casa en calle Almagro de Dorrego.

Sobre la vereda estacionó el auto y al abrir la puerta cayó al piso inconsciente, oportunidad en que fue auxiliado por sus padres, quienes lo trasladaron hasta el hospital Español.

La guardia policial del nosocomio  fue la que informó de la novedad a las autoridades policiales, mientras que la denuncia quedó a cargo de la Oficina Fiscal 9 de Guaymallén. Eran poco más de las 22.30.

Emiliano, tras ser asistido en la guardia, fue internado en terapia intensiva, debido al golpe en el cráneo.

Sin embargo ayer por la tarde, después de que se le realizaran los controles médicos, fue derivado a sala común.

Sin fútbol, pero con amigos

Ayer, el grupo de amigos y compañeros de fútbol habían ocupado el reducido espacio de la sala 2, donde se recupera de las lesiones, dándole apoyo y ánimo.

“Me duele todo, la cara, el cuerpo y la cabeza; por ahí estoy algo mareado”.

Más adelante relató cómo ocurrieron los hechos y es lo que marca el inicio de esta crónica.

Y después aseguró “no se por qué pasó; me pedían plata como imaginando que llevaba una suma importante”.

Vale destacar que el grupo de asaltantes no se llevó la billetera (sólo sacaron los billetes grandes), ni el celular y tampoco el vehículo.

El parte médico habla de una “franca evolución” del paciente, que deberá guardar cama durante dos días, pero descartando lesiones cerebrales y otros traumatismos, mientras los compañeros del Real Mandril ya están organizando un futuro partido en la canchita del Acceso Sur.